Cuidador Externo

Servicio con múltiples posibilidades en base a las necesidades de cada cliente: 

Por horas – Jornada parcial o completa

La jornada parcial normalmente parte de 4 horas de trabajo y la jornada completa cubre 8 horas al día, normalmente de lunes a viernes en horario corrido, con posibilidad de ser adaptado a las necesidades de la familia.

Turno de noche

Servicio solicitado para aquéllas personas que precisan atención o vigilancia durante la noche por un período corto o largo de tiempo, fines de semana ó días sueltos.

El horario más demandado para este tipo de servicio es de 9 ó 10 de la noche a 8 ó 9 de la mañana del día siguiente pudiendo adaptar dicho horario a las necesidades del cliente.

    Los cuidadores externos se encargan de las siguientes tareas:

    • Medicación: llevar el control de la medicación a las horas pautadas y control horario para tomar la medicación, beber agua, y otras necesidades diarias.
    • Aseo personal: ayuda para ducharse o ir al baño y vestirse.
    • Tareas del hogar: limpiar y recoger la casa, hacer la colada colada y planchar la ropa.
    • Comidas: hacer la compra, preparar el menú de la semana, cocinar e incluso dar la comida en caso de necesitarlo el paciente.
    • Compañía: siempre que el paciente quiera compañía viendo la tele o descansando y salir a pasear.
    • Citas médicas: acompañar al médico, a la farmacia a por medicinas o llamar a la ambulancia ante cualquier urgencia.

    En caso de requerir alguna modificación en las tareas asignadas deberá acordarse con el cuidador en el momento de la contratación.

    Las condiciones de contratación del cuidador externo son:

    • Salario mensual que variará en función del tipo de servicio contratado (por horas ó turno de noche) y del paciente que se va a atender (si es dependiente y el grado de dependencia) y Seguridad Social correspondiente.
    • 2 pagas extra completas y 30 días de vacaciones por año trabajado.