Los mayores son uno de los colectivos más vulnerables ante el coronavirus por lo que se recomienda extremar las medidas de prevención que recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Las medidas recomendadas por las OMS para protegernos y prevenir la propagación del virus son las siguientes:

  1. Lavarse las manos frecuentemente con un desinfectante de manos a base de alcohol o con agua y jabón.
  2. Adoptar medidas de higiene respiratoria al toser o estornudar cubriendo la boca y la nariz con el codo flexionado o con un pañuelo para evitar la propagación de gérmenes y virus ya que, si se estornuda o tose cubriéndose con las manos se puede contaminar los objetos o las personas a las que toque.
  3. Mantener distanciamiento social de al menos 1 metro de distancia con las demás personas, particularmente aquellas que tosan, estornuden y tengan fiebre.
  4. Evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca porque las manos tocan muchas superficies que pueden estar contaminadas con el virus. Si nos tocamos los ojos, la nariz o la boca con las manos contaminadas, podemos transferirnos directamente el virus de la superficie.
  5. En caso de tener síntomas como fiebre, tos y dificultad para respirar, hay que solicitar atención médica a tiempo, llamar al teléfono habilitado en cada comunidad y dar toda la información que nos soliciten.
  6. Mantenerse informado y seguir las recomendaciones de los profesionales sanitarios, de las autoridades sanitarias pertinentes a nivel nacional y local o del empleador sobre la forma de protegerse a sí mismo y a los demás ante la COVID-19.
  7. Además, hay algunas medidas de protección para las personas que se encuentran en zonas donde se está propagando la COVID-19 o que las han visitado recientemente (en los últimos 14 días):
    1. Seguir las medidas expuestas anteriormente.
    1. Permanecer en casa en caso de empezar a encontrarse mal, aunque se trate de síntomas leves como cefalea y congestión nasal, hasta recuperarse.

No hay duda que los mayores donde más protegidos y mejor cuidados están es en su domicilio particular con un cuidador con experiencia y conocedor de las necesidades y hábitos personales del mayor.

En este momento tan delicado que estamos pasando, el cuidador deberá prestar especial atención a las medidas de higiene en el hogar y usar mascarilla en todas las tareas que tenga que realizar en contacto con la persona a la que atiende.

Además, es recomendable evitar las visitas de familiares o amigos, las actividades sociales y salir a comer a restaurantes.

En caso de plantear una salida del domicilio para pasear, el cuidador y el mayor deberán salir  con mascarilla y el cuidador deberá estar pendiente en todo momento y evitar que la persona a su cuidado no toque nada ni se lleve las manos a la cara. Como a veces resulta inevitable, es interesante llevar siempre un bote de gel desinfectante para poder lavar las manos y así asegurar siempre una higiene de manos aunque estemos fuera de casa.

Como recomendación general, es conveniente aplicar todas las medidas de prevención de forma metódica y concienzuda para, ahora más que nunca, asegurar la protección y el bienestar de nuestro ser querido.

Categorías: Curaem | Blog